Japón

Japón

22 de junio de 2017

Mi apellido no es japonés

En Japón, al igual que en muchos otros países, cuando una mujer se casa, adopta el apellido del marido, dejando completamente atrás el apellido de su propia familia. En cambio, en Uruguay, cada uno mantiene su apellido e incluso, oficialmente, lleva dos, el apellido de su padre (en primer lugar) y el de su madre.

En mi caso, a pesar de estar casada con un japonés no he dejado atrás mis apellidos, ya que como en mi país las reglas son otras, el cambio no se produce automáticamente. Por lo tanto, en Japón, mi apellido sigue siendo "Fraga", a pesar de estar casada con un "Miyoshi".

Cada vez que me preguntan por mi nombre, siempre hay confusiones. ¿Cómo es que tu apellido no es japonés? y bla bla bla...

El cambio de apellido claro que es posible... aunque los trámites, como todo lo legal, son bastante tediosos... empezando con que debería también hacer el trámite en mi país (la embajada Uruguaya en Japón va un poco detrás con el tema trámites! ni siquiera pueden legalizar mi matrimonio en Uruguay XD), cambiar mi nombre en todos mis documentos legales, etc...

Con todo, pasaría a llamarme Miyoshi Andrea... un apellido japonés, con un nombre extranjero... y un rostro más extranjero aún... Amputarían completamente mi primer apellido de origen español, y mi segundo de origen ruso... orígenes de los cuales estoy orgullosa y aún no preparada para que me sean amputados... Después de todo, tampoco estoy acostumbrada a la idea de que llevar el apellido del esposo sea lo normal.

A pesar de todos mis peros, supongo que las cuestiones cambian cuando se tienen hijos.. Aquí los hijos llevan un sólo apellido, el mismo que tienen sus padres (que originalmente es el de la familia del padre)... para ese entonces, el apellido "Fraga" quedaría más que en el olvido... Y Andrea Fraga... pasaría a tener "Menganitos Miyoshi" .... No sé si me hago entender... pero esos niños no tendrían un nombre que los emparentara conmigo...

En fin, cuestiones legales que aún me niego a atender... Aunque Kiyo está ansioso por que pase a llevar su apellido... Aún me siento muy Fraga... todavía tendré que esperar un largo tiempo para dar una respuesta positiva al cambio de nombre... si es que decanto al final por esa opción.

13 de junio de 2017

Korean Town en Tokyo

Este fin de semana hemos pasado a darle una visita al barrio coreano, en Shin-okubo.

Yo  ya había estado allí anteriormente, pero en solitario y tomando otro camino.

Esta vez, nos bajamos en la estación de Shinjuku, y desde allí, a través de una caminata de alrededor de 10 minutos, llegamos a la zona de Shin-okubo, o más conocida como el Korean Town de Tokyo.

En Shin-okubo se encuentra el barrio coreano más grande fuera de Corea del Sur.

El barrio está repleto de locales de moda coreana, de merchandising de famosos cantantes y actores coreanos (o mejor dicho, de "idols coreanos"), de cosméticos, supermercados especializados y una gigantesca variedad de restaurantes de deliciosa comida coreana.







En mi primera visita me pasé por un restaurante de pollo frito y pedí adicionalmente una sopa de fideos y mariscos picante, conocida como cham pong, una delicia!







Y como Kiyo es tan fanático de la comida coreana como yo, terminamos volviendo al barrio juntos, pero esta vez, después de un poco de investigación previa en la red, nos fuimos a comer cerdo asado coreano, conocido como Samgyeopsal, en un restaurante muy recomendado.



Samgyeopsal



El restaurante, llamado Kintatsurai, es el número 1 del barrio a la hora del almuerzo, ya que ofrece calidad y abundancia combinada con un buen precio. La opción del almuerzo que elegimos, fue la del espeto corrido de 70 minutos de Samgyeopsal, el cual ofrecía 3 variedades de sabor de cerdo, abundancia de hojas verdes en las cuales envolver el cerdo asado y diferentes acompañamietos como el japchae, toppogi, omelette coreano, ensaladas, etc



Toppogi
Japchae


Samgyeopsal y Kimchi


Durante los 70 minutos se podía volver a ordenar, todas las veces que quisieras... eso sí, había que ordenar a consciencia, sabiendo que lo que llegara a la mesa había que comerlo.




video




Todo por 1500 yenes (USD15) por persona! Y hay que recordar que la carne en Japón es cara, así que realmente un excelente precio porque la comida estaba riquísima!

Sin lugar a dudas volveremos al Korean Town próximamente, ya que nos quedamos con las ganas de probar el plato popular de moda:  Cheese Dak Galbi (carne de pollo, verduras y mucho queso asados).






Recomendación de restaurant para comer Samgyeopsal (cerdo asado):
http://kintatsurai.jp/
Goggle maps: 金達莱, 〒169-0073 東京都新宿区 ウイスタリアビル百人町 B1

15 de abril de 2017

De visita a Uruguay

Ya hace un año desde que llegué a Japón.

Desde entonces, ha sido un año de muchos cambios. Mudarse a otro lugar nunca es fácil y menos aún si eso implica otro idioma y otra cultura, completamente diferentes; además... hay una distancia de 30 horas de viaje en avión que me separa de mi familia. No se puede regresar fácilmente.

Sin embargo, hoy estoy regresando a Montevideo! 

En el trabajo mi energía se fue consumiendo rápidamente... Quienes siguen mi diario a través de facebook, ya sabrán de algunas cosas bastante negativas que ocurren en el régimen de trabajo japonés y que la pastelería en la que estaba trabajando no era la excepción.

Fui testigo de situaciones bastante violentas y de comportamientos, que dentro de mi cultura, son inaceptables. Hasta que ya no pude soportarlo más. Dejé el trabajo y solamente puedo pensar que ha sido una de las mejores decisiones que he tomado. Todo lo venga después será mucho mejor! 

Estaré un mes en Uruguay, recargaré las pilas y luego regresaré a Tokyo con la energía renovada!

Gracias como siempre a todos los que pasan por aquí! 

10 de abril de 2017

Hanami

Hanami es un término en japonés que significa "Ver flores" y se refiere sobre todo a la tradición que tienen los japoneses de, en cada primavera, ir a admirar la belleza de las flores de los cerezos Sakura.

El fin de semana fuimos a la prefectura de Shizuoka, con una pareja de amigos para aprovechar a hacer algo diferente, salir un poco de Tokyo, y a la vez poder "hacer hanami".

Llegamos el viernes por la noche, luego de comprar muchos "víveres"en Don quijote (porquerías y tragos). Cenamos en un bar japonés o izakaya, del tipo al que la gente va a comer liviano y a tomar alcohol y luego fuimos a quedarnos al apartamento de veraneo de la familia de Kiyo.

Al día siguiente, nos despertamos y salimos directamente a almorzar en un restaurant de productos del mar.




Todos pidieron un bowl de sashimi (pescado crudo) y yo me pedí pescado frito.






Todo muy, pero muy abundante. y cada uno de los "platos" por alrededor de 1100 yenes (USD 11)


Estando en la prefectura de Shizuoka, en donde se produce uno de los mejores té verde, no podía faltar un helado de té verde matcha para el postre!




Luego, a pesar de la lluvia incesante, nos fuimos a admirar las flores de los Sakura, en un "templo".

Sobre la entrada estaban celebrando un "Omatsuri" (festival) por el florecimiento de los Sakura. 

Así que allí estaban, un montón de puestitos ofreciendo diferentes tipos de comida rápida japonesa.





Y a cada lado, el camino estaba revestido por un corredor Cerezos Sakura, rebosantes de delicadas flores.









También nos encontramos con que estaban celebrando un par de bodas tradicionales. Le embocaron perfecto a la fecha del florecimiento de las flores! Aunque una verdadera lástima por el clima lluvioso!





A pesar de que no era mi más grande deseo, terminamos el día yendo a un Onsen...: los baños termales que tanto aman los japoneses... esos lugares en los que se sacan toda la ropa y entran al agua caliente... 

No me siento cómoda estando sin ropa... De hecho, yo soy una de esas mujeres que en los vestuarios de un club estaría haciendo malabares con la toalla...






Entramos y los hombres fueron hacia un lado, y nosotras hacia el otro. Mi esposo me había explicado que muchas personas entran al sitio del onsen tapándose con una pequeña toalla, y que al ingresar al agua se la retiran... Lo cierto es que me encontré con que yo era la única mujer tapándose y que todas caminaban naturalmente como "dios las trajo al mundo".

No termino de entender, cuál será la necesidad de estar completamente desnudo en un baño termal... Pero puedo decir que la experiencia fue menos chocante de lo que me había imaginado y probablemente debido a que mi compañera actuaba de lo más tranquila y normal.

Por razones obvias, no tengo fotos para mostrar como se ve dentro del onsen, pero pueden ver montones en la web.

Y a la noche, sashimi, muchas porquerías y tragos frutales japoneses.







30 de diciembre de 2016

Reunión de la familia japonesa previo a Año Nuevo

El 29 los padres de Kiyo nos pasaron a buscar para ir juntos a Chiba, al hostal de una de las tías abuelas.

Después de alrededor de una hora y media de viaje (desde Tokyo) arribamos a destino. Y de a poco fueron llegando todos: hermanos, esposas, hijos, primos, tíos, abuelos...

Para el evento familiar, la tía abuela de Kiyo debió cerrar el hostal, ya que se trataba de más de 20 personas que pasarían el día y la noche allí.

Un lugar con hamacas, mini golf, canchita de basket y muy cerca de un parque que visitamos por la tarde... Los niños estaban en el paraíso!








La cena comenzó a las 6 de la tarde y había una gran cantidad y variedad de comida.




Edamame (vaina con porotos verdes adictivos), gyozas fritas (empanaditas japonesas), rollitos de jamón, sofrito de renkon (un tipo de raíz crocante y muy rica!), kimchi de vegetales y pulpo, nimono de mariscos (un estilo de guiso japonés), rollitos de carne con salsa de tomate, hamburguesas con salsa demi glace, croquetita de cangrejo con salsa crema de curry, sashimi (pescado crudo), etc




Todo un gran banquete en una larga mesa!!!! Y claro que tratándose de japoneses, abundaban las bebidas alcohólicas: cervezas, sake, bebidas del tipo sour (refrescos más una bebida alcohólica llamada "shochu") y el delicioso "Umeshu" (licor a base de ciruelas japonesas) casero de mi suegra...

Y bien, aparte de tratarse de una celebración por fin año, también coincidía con el cumpleaños de otra de las tías abuelas de Kiyo, por lo que la clásica torta de crema y frutillas estuvo presente para acompañar el cántico de "Hapi Basudei" (happy birthday)... Y la cumpleañera (septuagenaria) al parecer estaba pasando tal buen rato que olvidó llevar la cuenta de los vasos de bebida que tomaba... así es que su noche acabó en el baño, vomitando todo lo que había ingerido...

Por otro lado, tuvimos también una instancia de juego de mesa: el conocido "Monopoly"... Un juego de mesa al que jugaba en Uruguay, desde la niñez y que probablemente todos conozcan... Me encontré con que la versión japonesa, es exactamente igual. Para no salirnos de la rutina de siempre, Kiyo ganó el juego...

Antes de dormir, muchos pasamos por los baños... yo sólo para ducharme, pero otros también para meterse en el "gran ofuro" (bañera con agua muy caliente) del hostal. A mí, eso de compartir el agua
de la bañera con tantas personas aún no me convence XD




Y finalmente subimos al piso superior, en donde las habitaciones se encontraban a los lados de un
pasillo, el cual desembocaba en el área de lectura: repisas llenas de mangas (historietas japonesas).




En los cuartos, descansamos en futones, sobre pisos de tatami: dormitorios tradicionales.





A las mañana, nos despertamos cuando los niños vinieron a golpear diciendo: "el desayuno ya está listo"... y bien, frente al llamado, no nos quedó más remedio que estar desayunando antes de las 8am; pero el delicioso desayuno tradicional japonés valió la pena (arroz, sopa de miso, salmón, tofu e incluso variedad de panes).

Antes de que cada uno regresara a sus hogares, pasamos a almorzar (previa reserva), todos juntos a un restaurante especializado en platos con pescado. Se trataba de un restaurante muy popular, en el que tuvimos la suerte que aceptaran una reserva de 20 personas, una hora antes de ir... ya que a la salida, nos encontramos con mucha gente haciendo cola para ingresar. Los platos deliciosos!





Un par de días espectaculares, de esos que como familiera que soy, disfruto al máximo :D

25 de diciembre de 2016

Navidad en Japón

"Cuál es el sentido de la Navidad para los japoneses?" me animé a preguntarle a mis compañeras de trabajo.... La respuesta fue simple y sincera: "No tiene ningún sentido. A los japoneses nos gustan los eventos".

En Japón, la Navidad es una fecha para las parejas... Sinónimo de citas románticas, pollo frito y torta de Navidad... Y para aquellos que no tienen pareja, suele ser una fecha un poco triste, en la que prefieren quedarse encerrados en sus casas... Sin embargo también se ven grupos de amigas/os solteros, que salen juntos a "lamerse sus propias heridas" (según palabras japonesas).

Pasar una hermosa Navidad en Japón, para alguien que viene de una cultura diferente, es todo un desafío... Y sinceramente, mi Noche Buena no fue tan buena como hubiera deseado...

Para empezar, no hay ningún feriado el 25 de diciembre, por lo que es muy frecuente que la gente trabaje como cualquier otro día... De hecho, Kiyo tuvo que trabajar el 24 hasta las 17 horas, y el 25 toda la mañana (desde las 7 hasta después del mediodía)...

Lamentablemente terminamos yendo a Shibuya, el 24 por la noche ("sorpresa de Kiyo"), para comprar un regalo de último momento... Allí, era todo tan caro, que al final, por supuesto, no compramos nada! Y para mí, que no me gusta salir de compras ni tampoco las grandes multitudes, estar en Shubuya fue casi como una pesadilla... Mucha gente en todos lados...
Tengo que reconocer que lo bueno fue la bonita iluminación! Y que a pesar de todas las dificultades, Kiyo intentó que yo la pasara lo mejor posible!









Kiyo se había adelantado, y había hecho una reserva en un restaurant italiano...Tuvimos una cena fina y cara; quesos, carpaccio, frittata de pulpo, pescado asado... Muy inusual para nosotros que cada vez que comemos fuera de casa, comemos Ramen XD... Pero todo muy rico! "Esbueno comer de vez en cuando algo tan delicado también" comentó Kiyo.


Volvimos a la casa alrededor de las 22 horas, y comimos nuestra torta de Navidad... La torta clásica suele ser de "chantilly" y frutillas... Pero yo preferí pedir una de chocolate (cortesía de la pastelería en la que trabajo). Acompañamos con té verde!







Nos dijimos Feliz Navidad! y antes de las 12 ya estábamos acostados, ya que Kiyo tenía que despertarse a las 6 am del día siguiente.

Mis conclusiones: no hay como pasar la Navidad con toda la familia, en casa, en tranquilidad, comiendo rico y conversando animadamente... El año próximo haré lo posible por volver a Uruguay para estas fechas... Ojalá Kiyo pueda acompañarme, para que la próxima sí sea una Navidad perfecta!

Papá Noel me trajo un Totoro alcancía muy grande! :D Gracias por acordarte de mí! Se ve que me he portado muy bien este año!





Muy feliz Navidad a todos!



20 de diciembre de 2016

Trabajo en Japón

Comencé a trabajar hace alrededor de un mes en una pastelería llamada Anniversary.

Terminé decidiendo trabajar allí, porque, durante la entrevista, los jefes me parecieron extremadamente amables y flexibles, y afortunadamente realmente lo son.

Allí realizo trabajos de decoración en azúcar, decoración de galletitas y también trabajo de pastelería.

Estoy en condición de "Arubaito" lo que sería un equivalente a un part-time, un trabajo por horas o trabajo eventual. Es normal que las empresas comiencen contratando a alguien en condición de "arubaito", a modo de prueba por 3 meses, y que luego lo pasen a "seishain" (empleado fijo).
Sin embargo, los empleados fijos suelen trabajar más horas y más días que los que tienen contrato como "Baito" (o "arubaito").

En mi caso, trabajo de lunes a viernes y tengo una jornada de 9 horas (1 hora de descanso). En Japón, la jornada es de 9 horas en adelante. Los empleados fijos, en empresas japonesas, suelen trabajar alrededor de 12 horas cada día (en adelante)... Además, muchas horas extras corren como un servicio, es decir, los empleados no cobran ni un centavo por ellas.

En donde trabajo, los empleados fijos tienen 6 días de descanso por mes, en un sistema rotativo.

Tomando en cuenta las condiciones laborales japonesas, es muy probable que continúe trabajando siempre como "Arubaito". Aprecio mucho mi tiempo y mi vida como para pasarme el día enteroen el trabajo.

En cuanto al trato con mis compañeras (son todas mujeres) es en general bueno. Aunque existen excepciones, como en todos lados... Y aquí, más frecuentemente, escucho comentarios y preguntas completamente idiotas (perdón por la palabra)... Según mi esposo, las mujeres japonesas suelen ser un poco complicadas y cerradas.

Sin embargo, hasta ahora, lo que más encuentro molesto es que en Japón, los nuevos en una cocina (a no ser que ingreses como jefe), comienzan lavando y haciendo los peores trabajos, sin importar la experiencia previa. Además, en los trabajos hay un sistema de jerarquía muy fuerte, en el cual el superior a veces le habla al resto como si fueran sus esclavos (no existe un "por favor", ni un "gracias").

A pesar de todo, estoy aprendiendo muchas cosas sobre la modalidad de trabajo en una pastelería japonesa: sumamente estrictos y detallistas! Y me supongo que serán así en todos los rubros!