Japón

Japón

8 de junio de 2016

A Shibuya por postres!

He juntado un poco de coraje y me he ido a Shibuya, yo sola, en tren.

Por suerte, desde Hachioji es bastante sencillo. 

Además, tengo mi "tarjeta mágica" de transporte: La suica! Con ella se pueden comprar tickets de transporte (trenes, metro, bus) y hasta pagar en algunas máquinas expendedoras de bebidas (entre otras). Con sólo acercar la tarjeta (incluso teniéndola dentro de la billetera ni siquiera es necesario sacarla, simplemente acercando la billetera!), el lector descuenta el dinero.

La tarjeta se adquiere en las máquinas de boletos de las estaciones de tren, cuesta alrededor de 500 yenes y se puede cargar en las mismas estaciones (y en otros lados, como por ejemplo en el bus), en las máquinas de compra de boletos y de manera muy sencilla. La tarjeta es una ventaja ya que con ella te olvidas de andar comprando billetes de tren (sobre todo en trayectos largos fuera de Tokyo, en los cuales es un tanto complicado tener que ingresar las tarifas adecuadas, si no sabes japonés), e incluso con la tarjeta los boletos cuestan menos.






Entonces, volviendo a la nuestro! Fui hasta la estación de la línea Keio (diferente a la JR) y esperé el tren Shinjuku express. Me bajé en Meidaimae. Allí hice transbordo con Keio Inokashira hacia Shibuya. Un trayecto total de alrededor de 1 hora.


Y para facilitarme la vida, con esto de los trenes, me he bajado la aplicación "City Rail Map" y he descargado la ciudad de Tokyo. Excelente aplicación para estar tranquila y viajar a donde sea. Súper recomendada para quienes piensan viajar por Japón.






Llegué a Shibuya alrededor de las 16 horas y elegí la salida favorita de los turistas...






La salida "Hachiko", en donde desde 1934 se encuentra una estatua de bronce en honor al perro japonés akita llamado Hachiko, honrado, aún en vida, por su gran lealtad a su amo, a quien, incluso después de su muerte, esperó en la puerta de la estación, cada día, durante 10 años. Y si todavía la historia no les suena, les recuerdo la película "Hachi: A Dog's Tale (Siempre a tu lado, Hachiko)" protagonizada por Richard Gere....








Allí me encontré con una estatua abarrotada de turistas que intentaban tomarse una foto con el monumento... para mí, estando sola, suponía una odisea que no estaba dispuesta a llevar a cabo.
Aquí ven una mejor foto, tomada hace ya unos años;






Me fui directamente al HIKARIE, un centro comercial con precios un tanto elevados para mi gusto.






Sin embargo, no pasé por allí para comprar ropa sino que para hacer mi pequeño tour pastelero.

El segundo subsuelo de HIKARIE está destinado completamente a lo gourmet, desde tiendas de productos para cocinar, panaderías, pastelerías y cafeterías.








Y es allí mismo que tienen sucursal el famoso pastelero Sadaharu Aoki, quien debe su éxito a utilizar sabores japoneses en postres tradicionalmente franceses y Pierre Hermé, un pastelero francés famoso por sus Macarons. En definitiva, dos grandes ídolos pasteleros a los que vale la pena visitar.








Pero todo lo famoso tiende a ser un poquito más caro que el resto.

En Sadaharu Aoki compré un Éclair  (como las clásicas bombas pero con forma alargada) sabor Matcha (té verde japonés) por 511 yenes, es decir, alrededor de $130 uruguayos.










 Y en Pierre Hermé, obviamente Macarons (maracuyá, pistachos, y miso con chocolate), cada uno por 303 yenes, alrededor de $80 uruguayos.










Valieron cada centavo! No me gustaban tanto los macarons hasta que probé los de Pierre Hermé, ahora soy fan y solamente quiero volver a comerlos!





Pasé luego por una boutique que vendía dulces tradicionales japoneses y compré un dorayaki de matcha y mochi de souvenir para llevarle a Kiyo (quise llevarle macarons de Pierre Hermé, pero la chica que vendía me aconsejó que no resistirían fuera de la heladera mucho tiempo en perfectas condiciones, y ya que tenía por lo menos 2 horas antes de regresar a casa, acabaría siendo un desperdicio de dinero).








Antes de retirarme y afortunadamente, le eché un vistazo a una tienda de artículos de cocina del Hikarie. Allí me encontré con un personaje, básicamente nuevo, de la escena japonesa, que tal vez ya conocen: Pepper, el robot .

Y allí estaba, interactuando con los clientes, generando un ambiente divertido y muy curioso.





Próximamente, les traeré un poquito más sobre Shibuya...

Como siempre, adoro leer todos sus comentarios!


4 comentarios:

  1. Toda una aventura pastelera en Shibuya,esos postres parecen fotos meramente ilustrativas jajaja,son tentadoras.me encanta lo práctico de la tarjeta y que se aplica en varios casos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los postres parecen de mentira! Son tan perfectos!!!! Cada vez que voy a una pastelería por aquí, se me cae la mandíbula al piso por el asombro! XD La tarjeta es bárbara, y seguramente es una de las mejores opciones también para los turistas...aunque haya una pequeña inversión inicial :D

      Eliminar
  2. Hola! Me encanta el blog, lo sigo en facebook y llegue a el por casualidad. Como no te conozco a ti me da un poco de verguenza comentar cosas... pero he leido pila de posts y me encantaron todos :) Estoy pasando por un momento dificil y leer estas anecdotas sobre un lugar tan lejano que siempre quise conocer pero de un forma tan cercana me distrae por u rato... asi que gracias!
    Por otro lado, te cuento que hace unos meses estuve en china y por todos lados habia postres y golosinas con matcha y ahora que veo que siempre mencionas que es tan rico me siento una boba por no animarme a probarlo XD.. la verdad no sabia que sabor esperar ya que los chinos suelen mezclar sabores dulces y salados de formas totalmente inesperadas para mi ajaj.. no se si en japon sera igual

    gracias por hacer un blog tan lindo!

    Lu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lucía! De verdad muchísimas gracias por animarte y dejarme un comentario tan tan lindo!!! Me alegro mucho que mi blog te sirva de una manera para despejar un poco la mente!
      El sabor del matcha a los uruguayos nos hace acordar mucho a la yerba mate... tal vez suene un poco raro un sabor así para dulces, pero la verdad es que quedan deliciosos!
      Ya tienes una excusa para volver a Asia! Japón es un país maravilloso y ojalá puedas venir a visitarlo en algún momento. Vale la pena sacarse el miedo de probar cosas nuevas cuando se está por aquí, porque en la mayoría de los casos, te sorprendes con sabores deliciosos!

      Te envío un gran saludo y mucha fuerza y energía para superar pronto ese momento difícil. Después de la tormenta, siempre sale el sol! De nuevo muchas gracias por tu mensaje!
      Andrea.

      Eliminar