Japón

Japón

22 de junio de 2016

Cumpleaños Infantil en Japón

Para los uruguayos festejar los cumpleaños es algo a lo que estamos muy acostumbrados, sobre todo durante la niñez.

De hecho, durante mi niñez esperaba siempre con ansias el día del festejo de mi cumpleaños, ya que montones de amigos venían, había siempre algún entretenimiento (magos, payasos, etc), recibía muchos regalos y podía comer torta. Cada festejo se transformaba en un precioso recuerdo que aún conservo con alegría.

Así, al menos en mi familia, cuando un miembro cumple años, hasta el día de hoy, hacemos algo especial, comemos algo diferente y cantamos el "qué los cumplas feliz" con algún rico postre. Ese día, el cumpleañero se convierte en la persona más importante y se la agasaja de manera especial.

Sin embargo, esa clase de festejo, no es lo común en Japón. Los japoneses suelen celebrar los cumpleaños de los niños, en el mismo núcleo familiar, pero sin demasiada gloria... y los cumpleaños de los adultos parecen pasar aún mas desapercibidos...

Para sorpresa mía, un amigo de Kiyo nos invitó al cumpleaños de su hija pequeña, que cumplía 5 años. Un evento bastante singular ya que Kiyo, por lo menos, nunca tuvo un cumpleaños así cuando era pequeño.

El cumpleaños se celebraba en el barrio de Shibuya, en el último piso de un edificio muy muy top. 







Para el cumpleaños, me habían pedido que hiciera la torta y cupcakes... Sin embargo, sobre la marcha, por algunos problemas durante la organización, cancelaron el cumpleaños, y cuando volvieron a decidirse por celebrarlo, ya era un poco tarde para poder comprar los ingredientes, las herramientas y hacer las pruebas previas al horneado definitivo. Por esa razón, con Kiyo decidimos que llevaríamos una pequeña degustación de mi trabajo como obsequio: mi receta especial de galletitas con chispitas de chocolate.







Llegamos un poco tarde ya que Kiyo tenía trabajo por la mañana hasta las 13:00 y el cumpleaños comenzaba a esa misma hora. Al llegar, ya habían cortado la torta.

Aparentemente, aquí, las tortas se cortarían al comienzo del cumpleaños... en Uruguay es al revés.






Para comer había papitas y ese tipo de cosas tipo picada (el cumpleaños formato almuerzo tampoco corría, en este caso) y había montones de golosinas diferentes, además de cantidad de bebidas desde refresco, champagne hasta café con leche XD

Los invitados eran: algunos miembros de la familia, amigos de los padres, pero sobre todo los amigos y amigas del jardín de la cumpleañera con sus madres.... Otra vez, algo que en Uruguay sería un tanto extraño. Pero aquí las madres estaban entre todas hablando y pasando un buen momento.







El entretenimiento: 
- una bailarina profesional (amiga de los padres) animó a los niños y los puso a bailar.
- también una gran cartulina sobre una mesa, sobre la que podían dibujar.



video






Las sorpresitas: bolsitas con regalitos de Disney Store y golosinas.

El comentario de Kiyo: un cumpleaños de la gente rica...






Y de verdad que sí, porque el lugar del festejo seguramente era carísimo. Del mismo lugar, a través de una escalera se podía acceder a la terraza (los niños por razones de seguridad, tenían el acceso vedado) desde la cual la vista de la ciudad era interesante (de allí hasta se veía el 109 de Shibuya).










Finalmente una experiencia diferente y yo feliz de que mis galletitas les encantaran.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario